05 mayo 2019

El espacio dedicado a la movilidad inteligente permite a los visitantes probar las últimas tecnologías

La conducción autónoma será la gran protagonista de la Connected Street de Automobile Barcelona

¿Cuándo circularán por nuestras calles y carreteras coches sin conductor? La movilidad inteligente y las tecnologías que la impulsan se han desarrollado estos últimos años de una manera importante. Conceptos como Inteligencia Artificial (AI), Internet de las Cosas (IoT) y conducción autónoma transformarán la manera en que nos movemos y los vehículos en que lo haremos. Automobile Barcelona ha preparado la Connected Street junto con Applus Idiada y Fastparc Motor para ofrecer a los visitantes una zona donde descubrir muchas de estas tecnologías.
 
El presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle, ha asegurado que "mostrar el futuro de la automoción es una de las razones de ser de Automobile Barcelona y la Connected Street es el espacio que hemos preparado para que todos los visitantes puedan ver desde un coche que conduce solo a otro que puede alzar el vuelo cuando lo necesita. Aquí los visitantes podrán descubrir como tecnologías com la inteligencia artificial o la conexión al entorno que proporciona el internet de las cosas va a cambiar nuestros coches de una manera que no podemos ni imaginar".
 
Situada en la zona exterior del recinto de Montjuïc delante del Pabellón Mies Van der Rohe, la Connected Street contará con un espacio de exposición estática con vehículos que presentan tecnologías disruptivas como el PAL-V Liberty, un coche capaz de alternar el desplazamiento por carretera con el vuelo gracias a un rotor plegable, que los visitantes podrán ver durante el primer fin de semana. 
 
La gran protagonista del espacio de demostraciones será sin duda la conducción autónoma. En la Conected Street se podrán descubrir los diversos niveles de la automatización en la conducción de los vehículos desde la e-call (llamada de emergencia automática en caso de accidente), los sistemas de frenada de emergencia, de percepción en vehículos automatizados hasta la conducción sin conductor. En este sentido destaca que por primera vez en un salón en España los visitantes podrán subir a bordo de un vehículo completamente autónomo, un modelo de la marca Easymile que realizará recorridos por el recinto de Montjuïc y probar los sistemas de detección de objetos y frenada de emergencia que ya se empiezan a equipar en algunos vehículos.
 
Los niveles de la conducción autónoma
El coche capaz de conducirse solo ha sido un sueño para muchos desde la invención del propio automóvil. Los especialistas que trabajan en este campo han definido cinco niveles de conducción para definir las fases de desarrollo de estas tecnologías. En el primer nivel, el 0, no hay automatización de la conducción y todas las tareas las realiza el conductor humano. En el nivel 1, el vehículo cuenta con algún sistema de automatización de la conducción, como el control de velocidad o el de desplazamiento lateral. El nivel 2 se caracteriza por la Automatización parcial de la conducción, y el coche cuenta con sistemas de automatización de la conducción longitudinal y lateral o ambos a la vez. En el nivel 3 se añaden sistemas de detección y respuesta ante objetos y circunstancias del trayecto. Pero en todos estos niveles el responsable es el conductor humano.
 
En los siguientes niveles el conductor ya no es necesario. En el nivel 4, el vehículo cuenta con sistemas que le permiten gobernar el desplazamiento sin la intervención del conductor humano pero con limitaciones mientras que en el último nivel, el 5, la automatización de la conducción es completa. Ya no es necesario un conductor y no hay condiciones específicas que limiten el funcionamiento del coche.